Medidas provisionales

Uno de los primeros pasos cuando se solicita un divorcio es establecer las medidas provisionales que van a regir el matrimonio hasta que se dicte la sentencia definitiva. Como el procedimiento puede extenderse en el tiempo, lo mejor es presentar al Juez un conjunto de medidas, una vez que hayamos presentado la demanda de divorcio. Su finalidad es resolver determinadas cuestiones mientras se sustancia el proceso.

Aunque puede ser el Juez quien las imponga según estime conveniente al caso, los cónyuges, con la ayuda de un abogado, pueden presentar las medidas que quieran pactar. ¿Cuál es su contenido? Como norma general, las medidas provisionales deben acordar lo relativo a los hijos, si los hay, quien ejercerá la patria potestad, obligación de alimentos, régimen de visitas, etc. El siguiente acuerdo afecta la vivienda familiar, que, normalmente, servirá para que permanezca en ella el cónyuge que más se vea afectado económicamente por el divorcio. En lo relativo a la contribución a las cargas del matrimonio, habrá que establecer la cantidad que cada uno aportará. Con respecto a los bienes, se hará inventario de los bienes privativos de cada uno y se dividirá por partes iguales los comunes.

Con estas medidas se consigue regular la situación hasta que la sentencia definitiva del divorcio establezca las medidas definitivas. Cuente con la ayuda de profesionales en el sector, visite nuestro despacho en Madrid, somos especialistas en este sector.

INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE