¿Debo pagar pensión de alimentos si no tengo trabajo?

La pensión de alimentos es la que va dirigida a los hijos menores de edad, y también mayores cuando no hayan terminado su formación por causas que no les sean imputables (artículo 142 del Código Civil). En ocasiones nos encontramos con que el progenitor que está a cargo de pagar la pensión, se queda sin trabajo y empieza a tener dificultades económicas. Lo cierto es que este tipo de situaciones se han dado con mucha frecuencia desde la llegada de la crisis, encontrándonos así con progenitores que no tienen capacidad económica suficiente para hacer frente a este pago.

Modificación o suspensión pensión de alimentos

En estas circunstancias, se puede acudir a los Tribunales para pedir que modifiquen la cuantía de la pensión o incluso eliminen la obligación de pagarla. Para ello, según indica el artículo 775 de la Ley de Enjuiciamiento Civil, se tendrá que haber dado una variación sustancial de las circunstancias.
Los Tribunales suelen establecer el pago de un mínimo vital, es decir, una cantidad mínima que tendrá que abonarse al hijo en concepto de alimentos. Esta cantidad suele rondar los 150-200€, aunque en muchos casos se ha rebajado hasta los 100€. Con ello se pretende que el hijo tenga cubiertos, al menos, los gastos básicos para vivir con dignididad. Sólo en casos excepcionales y debidamente justificados, los Tribunales acordarán que se suspenda completamente la obligación de pagar. Así lo ha expresado el Tribunal Supremo: 'lo normal será fijar siempre en supuestos de esta naturaleza un mínimo que contribuya a cubrir los gastos repercutibles más imprescindibles para la atención y cuidado del menor, y admitir solo con carácter muy excepcional, con criterio restrictivo y temporal, la suspensión de la obligación, pues ante la más mínima presunción de ingresos, cualquiera que sea su origen y circunstancias, se habría de acudir a la solución que se predica como normal, aún a costa de un gran sacrificio del progenitor alimentante.'

Abogado divorcios

Le recomendamos que, si tras su separación o divorcio, tiene alguna duda o dificultad con estos temas, acuda a nuestro Despacho de Madrid para que podamos orientarle de forma personalizada.

INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE