Divorcio contencioso

A veces, la situación puede complicarse y resultar imposible llegar a un acuerdo. Para ello, existe la posibilidad del divorcio a petición de uno solo de los cónyuges. El único requisito será que haya transcurrido tres meses desde la celebración del matrimonio, salvo que se den casos excepcionales (riesgo para la vida, integridad física o moral, libertad).

Para iniciar el proceso, le recomendamos que contacte con nuestros abogados de Madrid para plantear el ejercicio de la acción de divorcio. Ellos se encargarán de redactar la demanda que deberá acompañar una propuesta fundada de medidas definitivas, para que el cónyuge demandado pueda contestar y, a su vez, proponer las medidas que considere oportunas.

Aunque existe la posibilidad de pedir la suspensión del proceso y acudir a la mediación familiar, lo habitual es que, a falta de otro acuerdo, el Juez imponga las medidas que sean precisas para cada caso concreto, mediante la sentencia de divorcio, por la que, finalmente, quedará disuelto el matrimonio. La sentencia hará definitivo lo relativo a:

-Cuidados de los hijos y ejercicio de la patria potestad
-Régimen de visitas
-Vivienda familiar
-Cargas del matrimonio
-Liquidación del régimen económico matrimonial
-Pensión compensatoria

INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE