Separaciones

Separaciones

¿Ha decidido separarse de su pareja y dejar de vivir juntos, pero no desea por el momento romper el vínculo matrimonial? En ese caso se procederá a la suspensión de dicho vínculo, y esta suspensión puede ser de mutuo acuerdo o contenciosa, como en los divorcios, si es de mutuo acuerdo los trámites son más sencillos.

Diferencias entre separación y divorcio

La diferencia básica entre la separación y el divorcio es que la separación judicial no supone la desaparición del vínculo matrimonial sino que éste continúa, por lo que durante este periodo no sería posible casarse de nuevo con otra persona.

Además, la separación decretada judicialmente produce a su vez la extinción de la obligación de la vida en común de la pareja y también la potestad económica.

Nuestro equipo de abogados le ayudará en todos estos trámites, así como en tomar decisiones respecto a la relación con los hijos, la pensión y los bienes comunes.

Si tiene más dudas sobre los procesos de separación y sus consecuencias, nuestros abogados se las resolverán sin problema en Madrid. Contacte con nosotros y verá todo lo que podemos hacer por usted.

Separación legal

En el Código Civil se regula la separación legal, que es una situación por la cual cesa la presunción de convivencia, pero sin que se rompa el vínculo entre los cónyuges. Vamos a poner un ejemplo ficticio para simplificar la situación: María y Pedro están casados. Tras unos años de matrimonio, surge una crisis de pareja. Se plantean entonces pedir la separación legal: de esta forma, cada uno vivirá por separado, pero el vínculo legal seguirá existiendo.
Esta fórmula es bastante útil, ya que permite una posible reconciliación entre los cónyuges. Recordemos que el divorcio pone fin al vínculo por lo que, si posteriormente la pareja se reconcilia, tendría que volver a casarse para volver a la situación del principio. Es por eso que la separación puede servir para solucionar crisis de pareja, por lo que recomendamos considerar esta opción antes de dar otros pasos. En algunos casos, el hecho de tomarse un tiempo puede servir para solucionar dicha crisis de pareja.

Plazo separación legal

Se puede pedir la separación legal siempre que hayan transcurrido al menos 90 días desde que se celebró la boda. En algunos casos no es necesario esperar este plazo. Son los supuestos que recoge el artículo 81 del Código Civil: No será preciso el transcurso de este plazo para la interposición de la demanda cuando se acredite la existencia de un riesgo para la vida, la integridad física, la libertad, la integridad moral o libertad e indemnidad sexual del cónyuge demandante o de los hijos de ambos o de cualquiera de los miembros del matrimonio.
Le recomendamos, en cualquier caso, consultar con un abogado de divorcios para que estudie la situación de manera personalizada. Para ponerse en contacto con nuestro Despacho de Madrid, solo tiene que llamar por teléfono o utilizar el siguiente formulario de contacto.

SOLICITAR UNA CITA