Las medidas y efectos: provisionalísimos y provisionales

El Código Civil prevé un conjunto de medidas que pueden adoptarse, bien antes de interponer la demanda de nulidad, separación y divorcio, bien una vez admitida dicha demanda.

Igualmente, el citado Código establece unos efectos derivados de la admisión de la demanda de nulidad, separación o divorcio, que se producen de forma automática. ¿Cuándo pueden ser solicitados tales efectos? Antes de interponer la correspondiente demanda, por el cónyuge que proponga hacerlo.

Cuando estos efectos o medidas se adoptan antes de interponerse la demanda, ¿de qué se habla? De efectos o medidas previos o provisionalísimos, que solo subsisten si la demanda se presenta ante el Juez o Tribunal competente antes de los treinta días desde que fueron adoptados.

¿Y si los efectos se producen o las medidas se adoptan una vez admitida la demanda? En ese caso se habla de medidas o efectos provisionales.

Tanto los efectos y medidas previas como las provisionales terminan, en todo caso, cuando sean sustituidos por los de la sentencia estimatoria o se ponga fin al procedimiento de otro modo. ¿Existe alguna salvedad? Sí, cuando estemos ante una renovación de poderes y consentimientos.

Aunque el Código Civil no lo mencione con carácter general, ¿resultaría razonable entender que las medidas adoptadas, ya sea como previas, ya, sobre todo como provisionales, podrán ser modificadas mediando justa causa? En un principio, parece ser que sí.

INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE