EL IMPAGO DE LA PENSIÓN DE ALIMENTOS

En aquellos supuestos de divorcios en los que hay hijos comunes, uno de los cónyuges va a quedar obligado al pago de una pensión de alimentos a sus hijos.

Sin embargo, no siempre va el progenitor a cumplir su obligación. Si usted se encuentra en tal circunstancia, desde nuestro despacho en Madrid nos ofrecemos a ayudarle, para juntos poner solución a este problema.

La ley prevé la imposición de multas coercitivas, permitiendo que se hagan efectivas sobre el patrimonio del cónyuge que no paga en las cantidades que le han sido impuestas. Pero además, y quizá lo más interesante, existe un fondo de garantía frente a este tipos de impagos, que precisamente garantiza ese pago de alimentos reconocidos e impagados a favor de los hijos menores. De esta forma se consigue que, aunque el cónyuge obligado no ingrese el dinero en tiempo y forma, los hijos no se queden sin su pensión. Entonces, ¿quién correrá con los gastos? El Estado, eso sí, atribuyendo una cuantía máxima de 100€ al mes por cada hijo, durante un máximo de 18 meses.

Nuestros equipo de profesionales le ayudará a reclamar a su ex-cónyuge el pago de la pensión, y mientras, a solicitar el cobro del anticipo. Esta percepción sólo tendrá lugar mientras los hijos sean menores de 18 años, siendo además incompatible con la percepción de otras prestaciones de similar naturaleza. Si necesita asesoramiento y asistencia jurídica al respecto, contacte con nuestro despacho de Madrid. Nuestra experiencia en materia de divorcios es su mejor garantía.

INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE