Todo lo que debes saber sobre el divorcio en España en 2020

Hasta hace unos años el casarse y formar una familia estaba muy bien visto y valorado, aunque hoy en día el que las personas no tengan pareja o decidan no formar una familia es algo que no está visto como algo raro o poco valioso. Actualmente la persona se siente menos presionada y más libre lo que ayuda a elegir y a tomar una determinada decisión.

Cada matrimonio es un mundo, los celos, la infidelidad, la escasa comunicación son motivos que pueden llevar a la pareja a tomar la decisión de divorciarse. La franja de edad en la que más divorcios y separaciones se producen está entre los 40 y 50 años, seguida de la franja de los 50 y 60. Hoy en día uno tiene muchas más oportunidades de vivir experiencias de manera mucho más intensa, hay otros intereses y existen otros objetivos más allá de formar una familia.

En España se producen más de 100.000 rupturas matrimoniales y entre ellas la mayoría acaban en divorcio.

¿Cuáles son las causas para iniciar un divorcio?


Muchos son los motivos para casarse y de igual forma muchos pueden ser los motivos para un divorcio: desprecios, humillaciones, indiferencia, maltrato, alcoholismo, rechazo sexual, etc.
El divorcio es uno de los momentos más dolorosos para toda persona pero en algunas veces necesario.

Antes de la reforma del Código Civil, el divorcio era considerado como el último recurso al que los cónyuges podían acogerse si tras un período de separación judicial no era posible una reconciliación entre la pareja.
El Código Civil, en su modificación de 1981, introdujo este concepto jurídico mediante el cual dos personas unidas en matrimonio pueden poner fin a su relación, disolver la sociedad económica en común y volver a casarse de nuevo con quienes deseen.

Causas de la separación judicial antes de la reforma


La Ley 15/2005, de 8 de julio por la que se modifica el Código Civil y la Ley de Enjuiciamiento Civil en materia de separación y divorcio suprimió las causas legales de separación y divorcio en España.

Antes de la reforma para demandar el divorcio se precisaba solicitar con anterioridad la separación judicial por las causas que establecía el Código Civil o separarse de hecho o lo que es lo mismo comenzar a vivir por separado sin ninguna formalidad legal, y sin acudir a tribunales.

Entre las principales causas de separación judicial se encontraban:
Infidelidad, abandono injustificado del hogar, conducta injuriosa o vejatoria, violación
Alcoholismo, toxicomanía, perturbaciones mentales, etc.

Una vez transcurrido un determinado tiempo desde la separación de hecho o separación judicial la pareja podía recurrir al divorcio.
Hoy e día los cónyuges pueden solicitar directamente el divorcio siempre que hayan pasado tres meses desde la celebración del matrimonio.

Cómo saber si se está divorciado


En ocasiones puede suceder que cuando se introduce un divorcio ante el juzgado y ambas partes están de acuerdo se dicte la sentencia del caso y por ciertos motivos, alguno de los cónyuges no conozca el resultado final del procedimiento.

Conocer el estado civil de una persona y saber si se está legalmente divorciado resulta muy sencillo acudiendo a los organismos oportunos. En el Registro Civil se hallan archivados todos los matrimonios, separaciones y divorcios realizados en España o legalizados en el país.

Qué documentación presentar en el Registro Civil


En el momento de acudir al Registro Civil para poder ubicar el certificado de matrimonio debe de llevarse:
Una copia del DNI
Tener a mano el lugar y fecha en la que se formalizó el matrimonio

Cómo saber si se está legalmente divorciado


Es en el certificado de matrimonio donde debe de figurar el divorcio, incluyendo el número de sentencia y juzgado en el que fue dictada. Si en el certificado de matrimonio estos datos no aparecen quiere decir que el divorcio todavía no se ha llevado a cabo o que en el caso de haber ocurrido en un país extranjero, todavía no se ha legalizado en España.

Dónde se hace el divorcio gratis


El dinero no debe de ser un obstáculo a la hora de divorciarse. Existe un servicio de asistencia jurídica gratuita para el divorcio con una serie de requisitos a cumplir para poder tener derecho a un abogado de oficio.
Para solicitar la Justicia Gratuita el cónyuge debe de dirigirse al Servicio de Orientación Jurídica del Colegio de Abogados de la provincia e indicar que se desea solicitar el beneficio de la Justicia Gratuita.
Para ello debe de rellenarse la solicitud y cumplir unos requisitos personales y económicos.

Cómo se reparten los bienes en el divorcio


A la hora de divorciarse una de las cuestiones a tener en cuenta es como repartir los bienes de divorcio. El reparto va a depender del régimen económico con el que se rija el matrimonio:
- Separación de bienes: cada cónyuge mantiene el patrimonio de forma independiente aunque algo se haya obtenido de manera conjunta.
- Gananciales: los beneficios que cada miembro de la pareja obtiene a partir de la fecha de la boda son comunes a excepción de los bienes privativos obtenidos antes del matrimonio, así como las herencias o donativos.

Qué suceden con las deudas matrimoniales tras el divorcio


El momento del divorcio no es plato de buen gusto y mucho menos cuando hay deudas de por medio. ¿Qué sucede si la casa está hipotecada? o ¿existen deudas de juego?

Cada pareja es un mundo pero lo más normal es que todo se determine en función del régimen económico estipulado.
Si se rigen por régimen de bienes gananciales cualquier ingreso o bien adquirido durante el matrimonio es considerado como bien común, y lo mismo sucede con las deudas.
Si se rigen por el régimen de reparación de bienes solo deben de pagarse a medias las deudas en común como gastos o cargas familiares. Sin embargo toda deuda que el miembro de la pareja pueda contraer por separado es exclusivamente suya.

De todas maneras lo más aconsejable es ponerse en manos de un abogado especialista en derecho de familia, que ayude a determinar que deudas pertenecen a la sociedad matrimonial y cuales deben de se asumidas en exclusiva por cada cónyuge.

Cuáles son los tipos de divorcio


El divorcio es uno de los procesos judiciales que con mayor frecuencia solicitan los españoles. En España existen dos tipos de divorcio diferentes:
Divorcio contencioso: presentación de una demanda contenciosa por vía judicial ya que no existe común acuerdo entre la pareja.
Divorcio de común acuerdo: rápido, sencillo y económico para ambas partes.

El único requisito es que hayan transcurrido como mínimo 3 meses desde que se contrajo matrimonio.

Qué tipo de divorcio es más rápido


Entre los diferentes tipos de divorcio existentes, el divorcio de común acuerdo es actualmente el más rápido, el menos problemático y el más económico. Todo esto se debe a que ambos cónyuges han llegado a un entendimiento acerca de la situación por lo que no se precisa de sentencia judicial.

Condiciones para un divorcio de mutuo acuerdo


Para que un divorcio de mutuo acuerdo pueda llevarse a cabo deben de darse las siguientes condiciones:
Ambos cónyuges deben de estar de acuerdo en la disolución del vínculo matrimonial la cual debe de constar en el Convenio Regulador existente, ratificado ante un juez competente.
En el convenio regulador debe de especificarse el reparto de bienes, como quedan las relaciones con los hijos, las pensiones de manutención, etc.
Que hayan pasado tres meses o más desde que se contrajo matrimonio.

Qué es el convenio regulador


El convenio regulador es el documento es el documento que contiene los acuerdos a los que han llegado los cónyuges, que van a regir tras la separación o divorcio relativos a aspectos personales y patrimoniales, vivienda, hijos en común en caso de crisis matrimonial.
En un plazo medio de dos meses puede obtenerse el convenio regulador y debe de ser aprobado por el Juez o por el Notario en el caso e divorcio Express.

Consecuencias del divorcio


El divorcio además de poner fin a la relación existente entre ambos cónyuges, pone fin a la sociedad de gananciales.
Las consecuencias del divorcio son muy dolorosas llegando a afectar a todas las áreas de la vida de la persona que se está divorciando. El caos emocional que viven las personas puede llegar a afectar a la motivación, falta de concentración, dificultad para tomar decisiones, problemas con la personas de alrededor etc.

Qué sucede con los hijos


El divorcio de los padres conlleva cambios de considerada importancia en el entorno del hijo. La ruptura matrimonial debe de afrontarse con una gran responsabilidad para proteger al menor, velar por su interés asegurando que la ruptura no va a afectar de manera negativa a su crecimiento.

Quién se queda con la casa tras un divorcio


Es muy importante llegar a un acuerdo con la otra parte de la pareja por el bien de la pareja y por el bien de los hijos. Aunque la vivienda sea exclusiva del progenitor no custodio, el uso se asignará a los hijos y al custodio. El fundamento de esta atribución se encuentra en el interés y protección del menor.

Diferencia entre separación y divorcio


Ha de tenerse claro que no es lo mismo separación que divorcio.
El divorcio implica el cese efectivo de la convivencia entre ambos cónyuges mientras que el divorcio supone un paso más: la disolución del vínculo matrimonial.

En el caso de la separación los cónyuges no pueden volver a contraer matrimonio ya que el vínculo matrimonial sigue existiendo.

Los cónyuges divorciados pueden contraer matrimonio civil pero no por la iglesia; para ello es necesario solicitar la nulidad eclesiástica.

Ante una situación de divorcio es aconsejable ponerse en manos de abogados especialistas en divorcios contenciosos o de mutuo acuerdo que informen sobre las medidas legales a tomar e intentar resolver la situación la mejor manera posible.

Warning: include_once(../includes/formulario-contacto.php): failed to open stream: No such file or directory in /usr/home/abogadosdivorciomadrid.org/web/includes/pagina-interior-blog.php on line 21Warning: include_once(): Failed opening '../includes/formulario-contacto.php' for inclusion (include_path='.:') in /usr/home/abogadosdivorciomadrid.org/web/includes/pagina-interior-blog.php on line 21